La estrella del momento, Yalitza Aparicio, hizo una confesión que sorprendió a todos: no le gusta hablar con las personas.


Lo cierto es que este nuevo y repentino mundo de la fama la ha tomado de sorpresa y ha tenido que saber acomodarse a las cámaras, las alfombras rojas, las entrevistas, las charlas con colegas, y por supuesto a ser el centro de atención, tras el éxito de la película de Alfonso Cuarón, Roma, que la tuvo como protagonista.


La personalidad de la joven de 25 años es bien distinta al de las típicas celebridades de Hollywood que buscan acaparar los flashes y destacarse en lo que hacen. Ella, con una humildad ejemplar, ha demostrado su talento pero aún más, la calidad de persona que es; y se convirtió en una inspiración para muchas mujeres para lograr lo que se propongan.


Esta nueva vida la hizo crecer de golpe y sin dudas fue una gran transformación externa e interna.


En una entrevista Aparicio contó: “No tengo casi fotos de pequeña, las pocas que tengo salgo con cara de tristeza y asustada porque no me gustaban”. Y agregó: “No me gusta hablar con las personas, bueno, no me gustaba [risas]. Mi mamá se sorprende, me dice: ‘Antes alguien te preguntaba algo y movías la cabeza, apenas te entendíamos'”.


View this post on Instagram

?

A post shared by Yalitza Aparicio Martínez (@yalitzaapariciomtz) on

Así venció la vergüenza, se empoderó y va por más: “Me encantaría tener la oportunidad de seguir actuando, no me ha llegado ninguna oferta, pero sería muy maravilloso que fuera un papel que ponga al público en debate”, dijo.