En estos 37 años de vida, Britney Spears ha pasado por mucho. Supo estar en la cúspide del éxito con su carrera profesional, pero también conoció las más profundas y oscuras tinieblas por problemas de adicción.


Afortunadamente, logró salir de la oscuridad, estabilizarse emocionalmente y llevar una vida más sana y equilibrada. Lo positivo de todo esto es que a pesar de las turbulencias, la cantante no perdió su fortuna y hoy en día disfruta de ser millonaria.


La intérprete de "Ops, i did it again" amasa una fortuna de poco más de 59 millones de dólares y no sólo eso, el año pasado ganó 2,5 millones más.


Ver esta publicación en Instagram

Miami with mi amor @samasghari ???

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

Quizás por eso es que no escatima en gastos. El año pasado desembolsó 400 mil dólares en gastos personales: 70 mil dólares en viajes; 16 mil dólares en Beverly Hills Montage y 66 mil en suministros para su hogar. Además, según los datos obtenidos por The Blast, la cantante realizó más de 80 viajes a Target.


También utilizó un millón de dólares para pagar honorarios a sus asesores de gestión de casos.


Ver esta publicación en Instagram

? photo credit: @fiacuzziphotography

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

Pero, gracias a su gira Piece Of Me de julio a octubre del año pasado, Britney ahora vale US $2.5 millones más de lo que era a fines de 2017. Lo cierto es que su economía será revisada a medida que continúe la investigación sobre su tutela.


Recordemos que la estrella pop se encuentra actualmente en una batalla legal con su padre Jamie Spears, que bajo su tutela controla la vida de Britney, muy a su pesar.