Kim Kardashian y Kanye West se convirtieron nuevamente en padres, esta vez, de su cuarto hijo. El niño se gestó a través del alquiler de vientre, la misma metodología que utilizaron para concebir a Chicago, la última de sus hermanitas.


"El está aquí y es perfecto", contó en las redes sociales la celebridad.


Kim y Kanye dieron la noticia de que esperaban a su cuarto hijo en enero, casi un año después de dar la bienvenida a su hija Chicago West. Mientras que algunos padres rechazan la idea de tener niños pequeños tan cercanos en edad, la pareja está muy feliz de asumir el desafío.


"Kim y Kanye lo saben desde hace un tiempo y están muy emocionados. Fue un embrión masculino y están encantados de que haya funcionado", explicó una fuente. "Kim siempre quiso tener cuatro hijos, dos niños y dos chicas. Estuvieron muy contentos con toda la experiencia la primera vez y están muy agradecidos de tener un bebé más", agregó.


Aún no se conoce el nombre del bebé, pero pronto lo sabremos. Los fanáticos esperan con muchas ansias conocer cómo lo llamarán y su rostro.


 "Escuché que los padres de cuatro son los más ilustrados y tranquilos de todos los padres", dijo Kim en una entrevista con Jimmy Fallon.


¡Se agrandó la familia! ¡Felicidades!