Recientemente Jennifer López sorprendió a todos sus fanáticos con una extraña herida en uno de sus ojos. La cantante fue vista justo cuando salía del edificio de un consultorio médico en Beverly Hills y a pesar de que estaba usando unas lentes oscuros, la herida quedó al descubierto y fue fotografiada por paparazzis.


Por su parte, la diva del Bronx no ha realizado ningún tipo de comentario ni manifestación al respecto. De hecho, resulta tan misteriosa las razones que le dejaron esta cicatriz que prefirió usar la puerta trasera la clínica, allí la esperaba su chofer en una camioneta, la cual abordó y partió.


Una de las cosas que más ha llamado la atención a la prensa, es que haya ido a Los Angeles para que la asistieran y no lo haya hecho en Nueva York, su ciudad natal y actual lugar de residencia.


En importante resaltar que JLo siempre ha sido muy transparente en cuanto a sus imperfecciones y cicatrices, por eso se ha creado tanta expectativa y rumores de lo que le ha pasado, porque ella no ha explicado las razones de la herida.


Recordemos que en el año 2017, la intérprete de El anillo, reveló que al pasar los 45 años,ha aprendido a amar su cuerpo tal como es.