La polémica no parece tener fin para Geraldine Bazán, y en esta oportunidad tiene que ver con su madre Rosalba Ortiz, a quién le pidió ser un poco más prudente cuando realice cualquier tipo declaraciones a la prensa, sobre todo con los temas vinculados a su vida privada.


Esto se debe a que recientemente la señora Ortiz hizo unas declaraciones muy fuertes en contra de Julián Gil, quien habría acusado a Bazán de serle infiel a Santiago Ramundo, con terminó su compromiso hace pocos días.


“Ahora que soy mamá, entiendo muchas cosas. Yo he hablado con ella, y sí le he dicho que sea más discreta, que en realidad muchas veces no sabe bien cómo están las cosas y simplemente se dejan llevar”, expresó Geraldine.


A su vez,  la actriz aseguró que no le gusta hablar acerca de sus asuntos privados en público. “Mi mamá lo hizo para defenderme, y no sé si haría lo mismo con alguna mis hijas. Yo sí trato de hablar siempre claro y con todas sus letras. La verdad es que no me voy a meter, es realmente muy desgastante estar desmintiendo notas que siempre salen y resultan ser mentiras”, agregó.


Finalmente, la mamá de Geraldine asumió su error. “Ofrezco una disculpa, me excedí en los comentarios para algunas personas. Me sentí muy impotente, apenas me estaba enterando de algunas cosas que se habían dicho de mi hija”, dijo.