A pesar del éxito obtenido, Emilia Clarke asegura que está exhausta de que continúen las preguntas acerca de los desnudos que tuvo que realizar durante su participación como Daenerys Targaryen en Game Of Thrones.


Durante una entrevista para The Hollywood Reporter la actriz de 32 años expresó su frustración hacia estas sexuales interrogantes. "La última vez que estuve desnuda en cámara fue hace muchísimo tiempo, y aún así, es la única pregunta que siempre recibo simplemente porque soy una mujer y es extremadamente molesto, estoy fastidiada y cansada de eso porque yo lo hice por el personaje, no lo hice para que algún tipo pudiese ver mis pechos por Dios santo" concluyó la intérprete de la Madre de Dragones.


Esta respuesta fue el producto de que los entrevistadores recordaron aquella vez que Emilia estaba dentro de los posibles talentos en protagonizar las eróticas secuelas de 50 Shades of Grey para darle vida a Anastasia Steele, papel que ella misma rechazó para no ser perseguida toda su vida en una nube de sexualidad y sensualidad acerca de sus proyectos profesionales.


Sin embargo en marzo de 2019 la celebridad confesó al tabloide The Sun que no se arrepiente de haber tomado esta dirección en su vida a pesar de la exposición. "Nunca cambiaría nada (de Game of Thrones). Tenías que ver esas escenas sexuales, porque no podían ser explicadas de ninguna otra forma" indicó la protagonista del filme Me before you.