La noticia de la semana: Ed Sheeran y Justin Bieber lanzaron juntos una colaboración en un videoclip llamado I Don't Care que promete ser el nuevo hit del momento.


El video muestra escenas coloridas, repletas de efectos surrealistas, como dinosaurios y osos.


Los cantantes buscaron las imágenes más desopilantes y bizarras y hasta llegan a disfrazarse de helados y choclos.


Sin dudas se perfila como el tema del verano. En sus primeras horas de publicado, llevaban un promedio de 200 mil reproducciones por hora, algo así como tres mil por minuto o 55 por segundo.


Como se esperaba, la canción está arrasando y será número uno en Reino Unido y número 2 en Estados Unidos según Billboard.


En tan sólo siete días, el tema cosechó más de 60 millones de reproducciones en Spotify y en YouTube, a pocas horas de estrenarse, el videoclip superó el millón de views.


En el video, ambos buscan llamar la atención con disfraces exóticos como "de novia" (Sheeran), "de helado" (Bieber) o "de cowboy" (ambos) en un video que busca la estética cutre de Paint y por tanto desprender cierta preocupación, quedando en sintonía con el mensaje de esta canción titulada Me da igual.