Finalmente sucedió lo que tanto se rumoreaba (en especial desde el estreno de la película Star is born: la crisis entre Bradley Cooper e Irina Shayk terminó definitivamente con la pareja; y después de cuatro años el actor y la modelo decidieron poner fin a su relación amorosa.


La noticia la confirmó la revista People en su versión online. Y también informó que Cooper y su ex pareja están en disputa para compartir la custodia de su hija Lea De Seine, que nació en 2017.


La separación parece el desenlace de algo inevitable. Los rumores comenzaron con el estreno de Star is Born, la exitosa película en la que Cooper debutó como director y también la protagonizó junto a la cantante Lady Gaga. Desde ese momento, los rumores de romance entre ambos no dejaron de crecer. La química era obvia y el público se encariñó con una pareja de ficción que parecía traspasar la pantalla.


El momento más fuerte entre Cooper y Gaga fue en la ceremonia de los premios Oscar 2019 en el que cantaron juntos y derrocharon amor y ternura sobre el escenario. La polémica no tardó en llegar porque Irina estaba presente y todas las miradas apuntaron a ella ¿cómo lo soporta?


¿Efectivamente pasa algo entre Bradley y Lady? Solo el tiempo lo dirá. Lo que sí se sabe es que el actor volvió a estar soltero.


Ni él ni Irina se pronunciaron al respecto pero los paparazzis vieron que ella sacó una maleta de la casa que compartía con el actor.