Si estás persiguiendo una rutina en pro a tu salud física, o si estás cumpliendo algún tipo de dieta para perder peso, recuerda que siempre es permitido regalarte un día para complacer tus gustos culposos. Nada en exceso es bueno, así que toma tu tiempo para complacer ese antojo que tanto has evitado.


No obstante, aquí te dejamos 5 caprichos alimenticios por los cuales no debes preocuparte:


1. Chocolate


Es una opción muy nutritiva y además terapéutica, ya que en sólo tres cuadritos de un chocolate negro podrás encontrar una poderosa fuente de antioxidantes, disminuyendo la presión arterial bajando así el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La porción antes mencionada contiene 90 calorías pero no te preocupes si solo lo haces una o dos veces por semana.


2. Plato de quesos


Nada se siente más "rebelde" mientras haces una dieta que ingerir unos deliciosos quesos acompañados de una copa de vinotinto. Sin embargo puedes darle un twist a esta opción evitando las carnes rojas que casi siempre lo acompañan y eligiendo quesos mayormente blancos, además tomar una copa de vino es buena para tu salud, pero repito, solo una.


3. Pizza


¡Ajá! ¿confundido? sí, la pizza es considerada como una de las comidas más calóricas sin embargo también es conocida por su delicioso sabor y textura. Permítete un slice una vez cada dos semanas, además puedes hacerlo un poco menos culposo intercambiando el famoso pepperoni por vegetales como espinaca, pimentones, o champiñones.


4. Helado


Aunque la cantidad de grasa en cada porción es realmente preocupante. Si mantuviste una exitosa disciplina de alimentos bajos en calorías seguidos de una constante rutina de ejercicios, esta opción no está tan lejos de ser permitida. No obstante, puedes crear tu propio helado saludable a base de bananas, sí, bananas solo córtalas en pequeños pedazos ponlos en el congelador y luego con un procesador de comida, "disuelve" los pedacitos en un poco de leche de almendra con un toque de vainilla hasta crear una especie crema y ¡listo!


5. Brownies


Siguiendo un poco la idea de las categorías 1 y 4, puedes combinar los beneficios del cacao con una receta saludable que asemeja el sabor de este postre tan exquisito con solo usar batata, dátiles, vainilla, un poco de harina de almendras, leche de almendras y cacao, ya puedes crear tu propio brownie libre de culpa. Pero si deseas el original, igualmente ¡te lo mereces!