Fantasías sexuales que por ser tan excitantes de imaginar se pueden ver un tanto imposibles, pero tranquilo, el erotismo de estos encuentros es un deseo platónico para muchos.


Aquí 5 fantasías sexuales más ardientes y comunes (pero que no se hablan) en la pareja:


1. Hacer el amor en público


Nada más tentador que lo prohibido, ese placer de estar retando a la autoridad, mientras te deleitas con los consentimientos de tu pareja es un deseo que la mayoría comparte.


2. Ser dominado sexualmente


El juego entre el maestro y sumiso puede ser (con las precauciones debidas) una de las experiencias más exquisitas. El hecho de estar completamente fuera de control en la situación para que tu pareja te guie en pro de su placer, causa en muchos un nivel de excite indescriptible. Al menos, intentarlo una vez.


3. Tener un trío


Compartir la cama con otro invitado/a es una idea que persigue el erotismo de muchas parejas. Según sexólogos es importante crear reglas sobre el juego si ya decidieron darse esta oportunidad como: no besar, no penetrar sin condón, podría ser un extraño o un conocido lejano, o que la otra persona no se puede quedar luego a dormir.


4. Ver a tu pareja tener relaciones con otra persona


¡Wow! ¿demasiado? esta idea tabú realmente es común entre parejas que desean ponerle un poco de picante a la sexualidad de su relación, pero según los practicantes, mejora la intensidad de atracción física que sientes por tu pareja además de por tener ese sabor de "prohibido" hace de esta experiencia realmente provocativa. Pero, siempre poniendo las cartas sobre la mesa, sí realmente desean tantear este campo un tanto "descabellado".