Julián Gil inauguró un nuevo restaurante, pintando la bandera de Puerto Rico en la fachada del edificio. Así que la Junta de Preservación Histórica y Ambiental de la ciudad de Miami, lugar de los hechos, protesta en contra de que se mantenga esta pintura en las calles de la ciudad, pues no cumple con el "estilo arquitectónico de la zona".


De esta forma, se ha establecido un inoportuno debate entre el actor y las autoridades, con el fin de borrar o no esta representación puertorriqueña.


"Me atrevo a apostar aquí que la bandera no se va a borrar. El tema está en que la bandera está pintada, si me quieren hacer borrar la bandera, ahí se va a formar el lío de los pastores", confesó el galán de novelas en una conferencia de prensa.


Se planea que prontamente se celebren las "Fiestas de la Calle", festividad civil que celebra la cultura de Puerto Rico en esta localidad de Florida, Estados Unidos.


Lo que sí es seguro es que la bandera seguirá decorando la entrada de este proyecto culinario por un par de meses más, ya que la fecha de juicio estará pautada para el mes de marzo, donde se deliberará la decisión de este caso.