Cristiano Ronaldo es un jugador de fútbol profesional de Portugal, reconocido en el mundo entero por sus destrezas dentro de la cancha. Por este motivo, el futbolista se ha llevado múltiples premios e incluso se han alzado estatuas en su nombre.


Una de las estatuas que más llama la atención es la que está en la localidad portuguesa de Funchal desde 2014. ¿Cuál es la característica que la hace tan particular? Pues el tamaño de la parte íntima que le hicieron. Y esto, por supuesto no pasa desapercibido por todos los visitantes y turistas que se acercan a tomarse una foto. De hecho es el punto de atracción y con eso bromean en cada toma que se realizan.


En casi todas las fotos que las personas se toman juegan con subjetivas poses cerca del “bulto”. A tal punto incluso, que el periodista John Rodgers dijo al diario The Sun que notó un desgaste en esa zona.


¿Esto representará verdaderamente el aspecto físico del multimillonario?


Aunque esta figura está mucho mejor que la que se realizó en 2017 en el Aeropuerto Internacional de Madeira (que generó burlas por su poco parecido) lo cierto es que el futbolista "inmortalizado" en una estatua aún sigue siendo motivo de burlas.